Película: Una foca en mi casa Típico producto de miras infantiles y consecuentemente destinado en España a ser exhibido en fechas navideñas, que parece son las únicas en las que los niños pueden ir al cine, esta Una foca en mi casa, nueva película del escocés-australiano George Miller (no confundir con su homónimo, el de la saga Mad Max) se reputa basada en un hecho real, aunque a la vista de la historia que se nos cuenta cabría preguntarse hasta qué punto es auténtica.

Lo será, no digo que no, en cuanto a la peripecia central del león marino huérfano recogido por una familia modélica, que tiene más miembros irracionales (me refiero a los animales, no a que padres e hijos sean unos bestias...) que racionales. Pero cuanto se narra alrededor de ese nudo gordiano es tan angelical que uno cree que la cercanía de la familia de marras (que al parecer ha supervisado el rodaje y el resultado final) ha dulcificado en exceso la imagen de un grupo humano que no se encuentra tan bondadoso ni haciendo escrutinio en los mismísimos dominios de San Pedro.

Ese padre, que prefiere desatender sus obligaciones como capitán de puerto para dedicarse a la dichosa foca; esa madre, abnegada hasta la náusea; esos hijos, tan decididamente corrientes en sus trifulcas, aunque en el fondo se quieran tanto; hasta ese malo de guardarropía que se inventan como mínimo contrapeso a tanta bondad, y que desde luego terminará convirtiéndose también a la adoración generalizada de la foca y siendo más bueno que el pan...

Lástima de George Miller, que alguna vez nos hizo concebir esperanzas con aquel interesante El hombre de Río Nevado, crónica iniciática del paso de la adolescencia a la madurez, plasmada con un vigor y una potencia que hubieran merecido un mejor destino que el de hacer de nurse de niña con animalito, de fabulador zoófilo, de catalizador de tiernos mensajes aproximadamente ecologistas en un mundo que camina desesperadamente hacia su autodestrucción. Qué decir de Keith Carradine, olvidada ya su etapa de seductor con un gramo de locura de Elígeme, para hacer papeles de padre tierno y amantísimo.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

94'

Año de producción

Una foca en mi casa - by , Jan 25, 2001
1 / 5 stars
¿Una historia real?