Película: Una proposición indecente Joven pareja económicamente en las últimas con el banco desahuciándola de su morada, busca un golpe de suerte en Las Vegas. Allí no sólo no tienen fortuna sino que, como era de esperar, pierden hasta la camisa. Un multimillonario que echa el ojo a la mujer decide echar una canita al aire; en vez de ir de putas decide comprársela directamente al marido: le paga un millón de dólares por una noche. Tras la encamada de marras, todo se viene abajo en la pareja, pero ambos están enamorados y al final todo se arreglará...
Qué falta de penetración psicológica (la otra penetración no sale, lástima...), qué personajes tan de un brochazo, con un Woody Harrelson que sigue pareciendo el bobo de "Cheers" aunque supuestamente ya no haga de tonto, una Demi Moore, que se esfuerza en estar todo lo deseable posible (y lo consigue, pero nada más), y un Robert Redford poniendo una carroza impecable a uno de esos seres, de los que, afortunadamente, sólo hay unos pocos en el mundo, ésos que pueden cambiar a su antojo la vida de miles, quizá millones de personas, con sólo mover un dedo. Son seres despreciables, porque juegan a su capricho con el destino de los demás, pero aquí Redford les pone su bella cara y parecen hasta respetables, hasta atractivos.
"Una proposición indecente" es otra más de las trampas de un cine comercial USA que se repite más que el pepino. Tampoco Adrian Lyne parece que consiga redimirse de su cine cada vez más encenagado y penoso (aunque también más taquillero, es cierto)

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

112'

Año de producción

Una proposición indecente - by , Jun 05, 2001
0 / 5 stars
Encenagado y penoso