Película: Vanilla sky

Ciertamente no se entiende bien la manía del cine norteamericano de rehacer películas de otras naciones, a su manera y con sus estrellas. Debe ser una cuestión pecuniaria, conseguir sus buenos doblones a costa de historias inventadas por otras cinematografías; y es que Hollywood, por muchos guionistas que tenga en nómina, no da abasto para tanto cine (y telefilmes) como manufactura.


En el caso de esta Vanilla Sky se trata de copiar casi al milímetro (no llega a aquella burrada de Rhanda Haines, que repitió plano a plano el espléndido telefilme de Hitchcock ¡Bang!, estás muerto, pero casi...) la notable cinta de Alejandro Amenábar Abre los ojos, que inauguró un interesantísimo venero argumental, el de la realidad virtual en cine, que después ha dado ríos tan caudalosos como Matrix, del que bebe sin recato todo el cine fantástico y de acción actual, y no digamos la publicidad audiovisual.


Pero lo que en el filme de Amenábar era misterio y zozobra, en Vanilla Sky es una repetición escasamente afortunada de una historia que ya conocemos; Noriega resulta mucho más convincente como el playboy al que el destino desfigura la cara y la vida que un Tom Cruise impersonal y poco identificado con el personaje. Sólo en el último tramo parece que el director, Cameron Crowe (recuérdese su mediocre Jerry Maguire), hace los deberes y aporta algunos elementos novedosos: el reconocimiento de la amada recién asesinada por un lunar es un detalle hermoso y de puro cine, pero poco más; sin embargo, la prolija explicación final resulta en exceso pormenorizada, sin dejar nada para el caletre del espectador.


Es cierto que Penélope Cruz consigue su mejor interpretación en Estados Unidos, incluso con matices distintos al mismo rol que personificara en Abre los ojos, pero ello no es suficiente; no había razón alguna, más allá de engordar la cuenta corriente de Cruise (lo que no parece vaya a suceder, dada la tibia acogida en Estados Unidos e incluso en España), para repetir la película de Amenábar. Puestos a ello, ¿qué le parece una versión USA de Tesis, con Neve Campbell como una (recauchutada) Ana Torrent, Elijah Wood como un (apamplado) Fele Martínez y Chris O'Donnell como un (soso) Eduardo Noriega?


 


Vanilla sky - by , Sep 14, 2017
1 / 5 stars
Fotocopia desvaída