Película: Asesino(s) Estrenada en el Festival de Cannes de 1996, este filme concitó de inmediato una sorprendente unanimidad en su contra, con acusaciones de fascista, ultraviolenta y racista, acusaciones que se han repetido en España con motivo de su muy demorado estreno. Y lo cierto es que, a la vista de la película (y no de los textos que en su momento escribieron los popes de la crítica destacados en el certamen), no se entiende a qué tanta acritud, a qué tanto desprecio y pateo.

No es Asesino(s), desde luego, una obra maestra: comienza muy bien, de forma desasosegante, y pronto consigue enganchar al espectador en un duelo en el que se adivina un maestro y un pupilo en ciernes, un asesino profesional en busca de su delfín. Pero conforme va transcurriendo el (largo) metraje, lo que parecía un Pygmalión en versión criminal, de imaginería fascinante y visualmente muy atractiva, deviene en una acre crítica de la televisión y su poder de atracción hacia la violencia entre las capas jóvenes mentalmente más débiles. Lástima, porque la historia inicial tenía más interés, y porque la presencia de la televisión, que en la primera parte se dejaba sentir sin estridencias, en la última termina siendo omnipresente, en un subrayado que un espíritu sutil no debe permitirse.

Inferior a su anterior y notabilísima El odio, pero en ningún caso la aberración que muchos ilustres colegas han querido ver, Asesino(s) es cine de su tiempo, un cine sobre las capas marginales que pueblan las periferias urbanas finiseculares, donde la vida vale menos que nada: que eso sea un problema ético para un asesino profesional, quizá sea lo de menos. No recomendable para estómagos (ni espíritus) frágiles, el cinéfilo encontrará en esta película al menos indagación, ya que no maestría. ¿No es, a estas alturas, más que suficiente?

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

130'

Año de producción

Asesino(s) - by , Jan 01, 2000
3 / 5 stars
Sorprendente unanimidad