Película: Dagon, la secta del mar La literatura de H.P. Lovecraft, el escritor maldito de Providence creador de una fascinante mitología de dioses primordiales comandados por el monstruoso Cthulhu, no ha sido precisamente bien adaptada al cine, a pesar de sus evidentes posibilidades. La productora española Filmax, dentro de su ambicioso proyecto Fantastic Factory (del que ya se han visto dos filmes fallidos, "Faust. La venganza está en la sangre" y "Arachnid"), prueba suerte con este filme de Stuart Gordon, un cineasta "de culto" dentro del género de terror (en su variante gore) gracias a su tantas veces imitado "Reanimator", iniciador de una larga saga de higadillos surtidos y muertos ambulantes.
Contra toda esperanza, "Dagon, la secta del mar", no está exenta de interés. De entrada, la libérrima adaptación de "La sombra sobre Insmouth" que hace Gordon, trasladando los mohosos paisajes de Nueva Inglaterra a las proximidades del Finisterre gallego, no es ningún despropósito; las tierras galaicas son, junto a las escocesas, las que más pueden aproximarse en Europa a los oscuros y lluviosos paisajes lovecraftianos. Pero sobre todo es la atmósfera lo que está razonablemente conseguida, un universo de podredumbre, de obscena degeneración en este pueblo imaginario (Imboca, casi literal traducción del original Insmouth de Lovecraft) en el que dos parejas se ven abocadas a pedir auxilio tras el naufragio de su barco, siendo acosados y torturados por una bárbara horda de seres mitad humanos, mitad peces.
Esa atmósfera de terror primordial está aderezada, como no podía ser menos en el rey del gore, con varias escenas de sanguinolenta charcutería, destacando el atroz desollamiento que hacen del viejo Paco Rabal, en su última película, en lo que no deja de ser un punto de involuntario humor negro. Así las cosas, "Dagon, la secta del mar" supone un aceptable acercamiento al mundo de abominable horror que describiera Lovecraft, demostrando que lo que parecía intraducible al cine, ese universo de pesadilla donde hombres de ojos saltones y dedos palmeados coexisten con monstruos de indescriptible aspecto, puede llevarse a la pantalla con un mínimo de interés.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

100'

Año de producción

Dagon, la secta del mar - by , Nov 12, 2001
2 / 5 stars
Mundo de abominable horror