Película: El hijo de la novia A pesar de la galopante crisis económica que hunde cada vez más a Argentina, su cine sigue siendo el mejor, con diferencia, de toda la América hispana. Ahora mismo coinciden en cartel en España dos producciones porteñas que son dos de las mejores películas que se pueden ver en la actualidad: al éxito de Nueve reinas se suma ahora el de este El hijo de la novia, comedia entreverada de drama, o viceversa, sobre la atribulada existencia de un hombre maduro y su padre que quiere casarse de nuevo (ahora por el rito católico) con su madre, enferma de Alzheimer; sobre ese eje argumental se desgrana el devenir de este pobre diablo estresado, infartado, divorciado y, para finalizar con los participios, enamorado. Con escenas deliciosamente trufadas de humor sarcástico, cuando no negro (las del protagonista con su ex mujer y con el cura, en un diálogo impagable, o la sentida declaración de amor a través del vídeo-portero), el filme recupera para el cinema argentino a un realizador, Juan José Campanella, que saltó a la fama con aquel paradigma del cine independiente norteamericano que fue El niño que gritó puta, para después pinchar en hueso, otra vez en USA, con Y llegó el amor. Así que, por una vez, un fracaso provoca el afortunado regreso a los orígenes y un reencuentro con un director de raza, un cineasta que sabe hacer cine y llegar al público. Filme lleno de emoción, pero sobre todo de humanidad, habla de cosas tan próximas, pero a menudo también tan lejanas, como el quevediano amor constante (casi) más allá de la muerte, la amistad, la vida, la religión... beneficiándose de un reparto espléndido, desde el protagonista absoluto Ricardo Darín a esos dos viejos maravillosos que son Héctor Alterio y una Norma Aleandro que borda su difícil papel de enferma de Alzheimer, con momentos de lucidez en un océano de oscuridad y confusión.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

120'

Año de producción

El hijo de la novia - by , Nov 29, 2001
4 / 5 stars
Emoción y humanidad