Película: El pequeño salvaje

Se suele decir que la década de los años sesenta fue la del cine más fresco de Truffaut. Así, mientras que en los setenta y hasta mediados de los ochenta, cuando muere el cineasta francés, su cine fue más vigoroso y elaborado (Las dos inglesas y el amor, Diario íntimo de Adela H., La habitación verde, La mujer de al lado), el de los años sesenta fue más ecléctico, más variado, más espontáneo: es la época de Jules et Jim, Fahrenheit 451, La novia vestía de negro o este El pequeño salvaje.

Inicialmente sobre el informe Victor de l’Aveyron, en el que el médico Jean Itard documentó a principios del siglo XIX el verídico caso de un niño salvaje aparecido en los bosques de aquella localidad, pero también bebiendo libérrimamente en fuentes tales como Jean-Jacques Rousseau y su fundamental Emile ou De l’education, el director parisino realiza al finalizar la década de los sesenta una de sus más hermosas y personales obras, esta historia de un pequeño salvaje encontrado en un bosque, tratado como un animal hasta que un médico y pedagogo se propone buscar en su interior el ser humano que hay debajo de su capa de animalismo y tosquedad.

Fábula sobre el comportamiento humano, pero también una emotiva visión de la relación entre un maestro filántropo y su alumno inteligente dentro de su mente aparentemente obtusa, la película se convierte de inmediato en un clásico del cine mundial, un punto de referencia en la temática del ingenuo salvaje que desarrollarían más tarde también, entre otros, Werner Herzog en El enigma de Kaspar Hauser (1974), y, en clave mucho más comercial, Hugh Hudson en Greystoke (1984), y Michael Apted en Nell (1994).

Protagoniza el propio Truffaut como el doctor y pedagogo Jean Itard; Truffaut tuvo también una cierta carrera como actor, casi siempre en films propios, aunque también hiciera algunas celebradas colaboraciones para otros directores, como ocurrió en Encuentros en la Tercera Fase (1977), de Spielberg. El niño salvaje era el debutante Jean-Pierre Cargol, un chico de apenas 12 años que tuvo una efímera carrera como actor, interviniendo solo en una película más para retirarse después totalmente del cine. Como coguionista Truffaut contó con el prestigioso Jean Gruault, quien estaría como tal en algunos de sus mejores films, como los mentados Jules et Jim y Las dos inglesas y el amor, pero también trabajó para otros cineastas del fuste de Rivette, en La religiosa, y Resnais, en Mi tío de América, La vie est un roman y L’amour à mort. La fotografía, en un bellísimo blanco y negro, fue de Néstor Almendros, en su época francesa, en la que colaboró con lo mejor de la Nouvelle Vague.



Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

83'

Año de producción

El pequeño salvaje - by , Jul 24, 2018
4 / 5 stars
Fábula sobre el comportamiento humano