Película: La ansiedad de Veronika Voss

Tras vivir airadamente una existencia desmesurada, Rainer Werner Fassbinder, director de cine, televisión y teatro, guionista, escritor, actor, montador y director de fotografía, moría en 1982, a los 37 años, por una sobredosis de droga. En 16 años rodó 44 productos audiovisuales, entre largos, cortos, TV-movies, series de televisión y documentales. Su cine, inicialmente desaliñado pero temáticamente muy potente, llamó pronto la atención en sus comienzos con títulos como Las amargas lágrimas de Petra Von Kant (1972), Todos nos llamamos Alí (1973) o Viaje a la felicidad de mamá Kusters (1975). Con la experiencia su cine se fue haciendo más sofisticado y estiloso, y llegarán obras de madurez en las que fondo y forma alcanzaban notable altura; es el tiempo de Desesperación (1978), con Dirk Bogarde, que supone su internacionalización, pero también de El matrimonio de Maria Braun (1978), probablemente su obra más significativa y equilibrada. Su última etapa estará marcada por la estilización estética en films como Lili Marleen (1981), Lola (1981) y su última película, Querelle (1982), sobre la novela Querelle de Brest de Jean Genet.

La ansiedad de Veronika Voss pertenece a esta última etapa, en la que Fassbinder era ya dueño de todos los resortes cinematográficos. Para hacer este sólido melodrama,  RWF se inspiró en un hecho real, la azarosa vida de una famosa actriz de los estudios UFA, cuya ruina sentimental le provocó la subsiguiente y previsible dependencia de las drogas, a las que sin embargo tendrá que volver para intentar reverdecer viejos laureles.

Fassbinder trazaba con esta historia una última pincelada sobre la Alemania de postguerra (tras las mentadas El matrimonio... y Lola, con las que formó una trilogía sobre el país tedesco), una nación, según el cineasta, narcotizada  por un éxito económico incuestionable pero también por una pérdida de su propia identidad; temática e incluso estéticamente es, como parece obvio, deudora del clásico Sunset Boulevard (en España El crepúsculo de los  dioses), una de las obras maestras de Billy Wilder.

Bellísimamente fotografiada en blanco y negro por el austriaco Xaver Schwarzenberger, el operador en jefe de los últimos tiempos de la carrera de RWF, cuenta con una muy ajustada interpretación de Rosel Zech, más un papel secundario pero apreciable para el veterano Armin Mueller-Stahl, que después conocería una interesante carrera en USA, con títulos como La caja de música, Noche en la Tierra y The game.


Género

Nacionalidad

Duración

104'

Año de producción

La ansiedad de Veronika Voss - by , Jun 14, 2018
3 / 5 stars
Última pincelada sobre Alemania