Película: La pequeña Lola No siempre se puede ser sublime, como decía Oscar Wilde. Bertrand Tavernier es, seguramente, el más ecléctico, polifacético, versátil y, a la postre, interesante cineasta francés de los últimos treinta años, o al menos, el que mejor juego artístico ha dado desde entonces. Pero tras la obra maestra incontestable de "Hoy empieza todo" (ver crítica en CRITICALIA), plena de humanismo y de sencilla emoción, algunos años de inactividad tras las cámaras parecen haberle entumecido un poco. Y no es que esta "La pequeña Lola" (traducción más bien pedestre del original "Holy Lola", que podría haberse mantenido sin ningún problema) no tenga interés: lo tiene, y seguramente más que el noventa por ciento del resto de la cartelera. Lo que pasa es que, acostumbrado al gran nivel de Tavernier, una película suya que sea simplemente "buena" sabe a poco. Pero aunque estilísticamente carezca de la habitual fuerza del cineasta francés, sí es cierto que temáticamente es muy suya, con un conflicto plenamente humano, en este caso el de una pareja que no puede tener hijos y que se embarca en la finalmente gozosa, pero entretanto tan torturante, aventura de adoptar un niño en Camboya.
Los múltiples recovecos del laberinto "burrocrático" del gobierno de la antigua Kampuchea para la adopción de menores, la corrupción rampante (en ésa y en cualquier administración pública, no nos engañemos, en mayor o menor medida), el poderío arrogante de los que tienen mucho dinero, están ahí, a flor de piel, en esta película quizá no redonda pero tan precisa, que habla de la necesidad del ser humano de ser padre y madre, a toda costa, quizá contra todo sentido común, ése que cada vez más nos mece en la suposición de que la felicidad consiste en la ausencia absoluta de problemas. Afortunadamente, además de contarnos con solvencia el suplicio que pasarán esos padres en busca de su ansiada hija, Tavernier tiene tiempo para fustigar, en una tremenda escena, con la mera fuerza de la palabra, el genocidio perpetrado por los jémeres rojos y su infame caudillo, Pol Pot, ese millón largo de muertos masacrado por una ideología demente que, sin embargo, sigue gozando de un extraño prestigio en nuestros días y en nuestra sociedad. Cosas veredes...

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

128'

Año de producción

La pequeña Lola - by , Oct 08, 2005
3 / 5 stars
Dentro del laberinto