Película: La vida mancha

Parece que Enrique Urbizu ha encontrado, por fin, su camino; de hecho ya lo hizo hace doce años cuando dirigió Todo por la pasta, más que interesante revisitación del cine negro a la española; pero después se perdió en comedietas intrascendentes y manifiestamente prescindibles, hasta que en 2001 hizo La caja 507, estimulante incursión de nuevo en la "serie noire", haciendo protagonista a un ciudadano anónimo, elevado a la categoría de héroe y vengador sin pegar un tiro ni dar un puñetazo.


Con esta La vida mancha retoma esa misma senda, ahora más en una onda dramática y romántica, con dos hermanos que se reencuentran tras muchos años; uno es un desastre, pero está casado con la chica perfecta; el otro, de oscuro pasado y turbio presente, es el hombre exacto; la atracción entre los cuñados está servida, pero con una sutileza que es poco frecuente en el cine moderno, tan rendido al trazo grueso. Este romance entre los hermanos políticos está dado con sencillez y efectividad, firmemente apoyado Urbizu en un guión modélico de Michel Gaztambide, también autor del libreto de su anterior filme.


Con irisaciones de cine negro, como no podía ser de otra forma, la película gana al espectador por su sinceridad, por su verosimilitud, por la pintura simple pero efectiva del trasto del hermano camionero, ludópata y mentiroso, y el hermetismo del hermano recién llegado, que, como el ángel pagano de Teorema, revolucionará la familia y enamorará a la mujer, escindida entre el hombre perfecto y el amor verdadero aunque catastrófico.


Un final de un lirismo exacerbado quizá resulte algo chirriante en el contexto realista de la película, pero no es una mala culminación. José Coronado se confirma como uno de los grandes actores maduros del cine español, no sólo capaz de ser un galán irreprochable, sino también un intérprete maleable y seguro.


 


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

100'

Año de producción

La vida mancha - by , Sep 22, 2016
3 / 5 stars
Mi hermano del alma