Película: Se montó la gorda Las películas de Steve Martin, sin llegar a la altura, ni mucho menos, de los tres grandes cómicos USA (los Hermanos Marx, el primer Jerry Lewis y Woody Allen), se destacan claramente del humor pedestre que, lamentablemente, se cultiva hogaño en Estados Unidos, cuyo paradigma sería la comicidad gesticulante y artificiosa de Jim Carrey, por no hablar de la infame y soez comedieta adolescente.
Pero el cine que interpreta Martin suele contar temas que trascienden, entre risas, el mero entretenimiento. En "Se montó la gorda" (por cierto, la frase hecha en español es "se armó la gorda": ¡ay, ese desprecio por las Humanidades, qué monstruos crea!) hay diversión y carcajada limpia, pero también, de refilón, hay una apuesta por la integración racial y un sopapo con todas las de la ley al conservadurismo racista yanqui, aún tan presente. No se queda ahí, sino que habla también de la imperiosa necesidad de no romper la comunicación con los hijos y de vivir para la familia en vez de contra la familia; y todo ello en una comedia sobre una reclusa, negra y fugitiva, que entrará en la vida de un adocenado hombre de leyes para cambiársela diametralmente.
Con gracia casi siempre, beneficiándose de un Steve Martin cuyas muecas resultan más creíbles y menos indigestas que las del mentado Carrey, el oscuro director Adam Shankman sirve casi desde el anonimato este producto sencillo, que no sería lo que es, un divertimento con fondo, sin la presencia (que llena, literalmente, la pantalla) de la estupenda Queen Latifah, descubierta para el gran público en "Chicago", una actriz de orondas formas con un futuro más que prometedor.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

105'

Año de producción

Se montó la gorda - by , Jul 20, 2003
2 / 5 stars
Esconder a la negra