Película: Waterworld

No deja de ser un misterio (afortunadamente, porque si no, todas las productoras jugarían aún más sobre seguro de lo que ya lo hacen) los mecanismos que rigen las mentes del público de cine, como colectivo, y que le hacen, en casos como este Waterworld, huir de su visión como de la peste, a pesar de contar con todas las premisas que se suponen adecuadas para gustar al espectador medio: una gran estrella de Hollywood, como Kevin Costner (aunque es cierto que en el último decenio, desde la ya lejanísima El guardaespaldas, no ha tenido ni un sólo "hit" en taquilla y, lo que es peor, tampoco ha hecho grandes películas, salvo Un mundo perfecto); una historia de futuro apocalíptico, en la que el deshielo de los polos ha inundado toda la tierra conocida; un guión lleno de acción y aventuras espectaculares; un buen puñado de malos sin escrúpulos, comandado por un actor que "clava" los villanos, como es Dennis Hopper...


Pues a pesar de todo ello, no hizo taquilla en su país ni para recuperar la mitad de lo invertido, y en el resto del mundo le fue más o menos por el estilo. Y lo cierto es que esta Waterworld no está exenta de interés: recuerda, es verdad, las historias de la trilogía de Mad Max (sobre todo el segundo segmento), con su comunidad asediada por los malos, un Eldorado donde emigrar (aquí Tierra Seca, mítico lugar donde aún queda todo lo que alguna vez dio cobijo al ser humano: tierra, pero también vegetación, animales... y un suelo firme donde poner los pies, sin tener que bambolearse), un "outsider" que se convertirá, contra su voluntad, en el símbolo de referencia de un grupo de infelices que luchan por sobrevivir... todo ello permanentemente sobre agua, con interesantes apuntes costumbristas y sociológicos, y con secuencias de acción filmadas con la habitual solvencia de Kevin Reynolds, el director de filmes del género como Robin Hood, príncipe de los ladrones y, sobre todo, de dos exóticos productos como Rapa Nui y La bestia de la guerra, a cual más curioso y peculiar.


Así que no batió taquillas y supuso el ostracismo para Reynolds, además de un varapalo al caché de Costner, pero, como película, Waterworld cumple bien lo que se le pide, un rato de entretenimiento inteligente, pero también una mirada no por ello menos inquietante a un futuro pavoroso, a poco que el Hombre (y la Mujer, si somos genéricamente correctos...) no despabile...


 


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

135'

Año de producción

Waterworld - by , Dec 16, 2017
3 / 5 stars
Mad Max pasado por agua