Pelicula:

Vincente Minnelli, que fuera esposo de Judy Garland y padre de Liza Minnelli, fue también uno de los grandes cineastas del Hollywood clásico, en el tiempo en el que los directores tocaban todos los géneros, y casi siempre bien. Es el caso de Vincente, que se manejo con gran destreza en géneros tan diversos como la comedia (El padre de la novia, Mi desconfiada esposa), el musical (Brigadoon, Un americano en París, Melodías de Broadway 1955) y la aventura (El pirata, Un extraño en el paraíso). Pero a nuestro parecer donde realmente Minnelli dio el do de pecho, el género para el que estaba verdaderamente dotado, era el drama o melodrama, en el que sus títulos se cuentan por éxitos comerciales a la vez que grandes películas: El loco del pelo rojo, Te y simpatía, Como un torrente, Con él llegó el escándalo, Los cuatro jinetes del Apocalipsis, Castillos en la arena...

Quizá el primer gran drama de su carrera fuera precisamente este Cautivos del mal, que presenta lo que se suele llamar en la jerga cinéfila “cine dentro del cine”. La película se ambienta en su tiempo de rodaje, hacia mediados del siglo XX. Un prólogo nos sitúa ante lo que va a acontecer: el colaborador de Jonathan Shields, un famoso productor que anda en horas bajas, propone a tres personas, un director, una actriz y un guionista, que vuelvan a trabajar para él, a lo que los tres se niegan en redondo. Conoceremos entonces en flashbacks qué les sucedió a los tres para que renieguen de tal manera de Shields, un hombre de extraordinaria ambición que no dudó en defraudar a los tres con tal de hacer las películas que él quería.

Cautivos del mal es una radiografía del cine desde sus entrañas: Minnelli y su guionista Charles Schnee no fueron precisamente compasivos con su gremio, en especial con la figura del productor, pintado aquí como alguien obsesionado con el éxito, para lo que no duda en dejar en la estacada aquellos a los que aprecia, incluso a los que ama, con tal de conseguir sus objetivos. Acre denuncia de la búsqueda del éxito a toda costa tan habitual en el Hollywood clásico del “star system”, Cautivos del mal resulta ser un sólido melodrama que revela los entresijos de la industria, de las complejas relaciones personales que se tejen entre los miembros de esa industria, las puñaladas que se dan entre ellos, los amores y desamores que se suceden en torno a la maquinaria de hacer cine.

Formidablemente narrada como era habitual en Minnelli, con el exquisito buen gusto que siempre caracterizó su cine, Cautivos del mal sigue manteniendo intacta su rarra capacidad de fascinar al espectador con la historia de las tres decepciones que provocó el productor que quería ser el hombre más importante de Hollywood, aunque para ello tuviera que sacrificar en una metafórica ara a sus amigos, a su amor.

Gran elenco artístico, desde un Kirk Douglas espléndido, lleno de matices, hasta una Lana Turner que borda su personaje, una mujer que pasará del amor absoluto al absoluto odio, pasando por un estupendo reparto de secundarios: Walter Pidgeon, Dick Powell, Barry Sullivan, Gloria Grahame...

La película ganó, muy justamente, 5 Oscar, por los conceptos de Actriz de Reparto (Grahame), Guion, Fotografía en blanco y negro, Dirección Artística y Diseño de Vestuario.

(30-04-2021)


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

118'

Año de producción

Cautivos del mal - by , Apr 30, 2021
4 / 5 stars
Una acre radiografía del cine