Película: El bárbaro y la geisha En la carrera de todo realizador siempre hay altibajos, dientes de sierra en los que el talento, la calidad o simplemente la habilidad en la dirección tienen sus baches. Eso ocurrió con John Huston y el rodaje de este El bárbaro y la geisha, en la que el cineasta norteamericano atravesaba una época no muy afortunada. Además, para mayor escarnio, el protagonista y estrella absoluta del filme, John Wayne, no quedó conforme con el resultado de la película, y con el consentimiento e incluso el aliento de la productora, la Fox, rodó escenas nuevas y montó a su manera el material primitivo de Huston. Así las cosas, la cinta difícilmente puede ser reconocible como una obra plenamente hustoniana.

Se narra la historia del primer embajador de los Estados Unidos en Japón, hacia la mitad del siglo XIX, en un país encerrado en sus tradiciones que intentaba sus primeros contactos en serio con el extranjero. El bárbaro del título, en su acepción de forastero, es, por supuesto, ese primer cónsul. Allí encontrará el diplomático problemas para desarrollar su tarea, al topar con un alto dignatario nipón poco proclive a las novedades del exterior. Aunque el filme no es la mejor obra de John Huston, que cuenta entre sus títulos auténticas obras maestras, como Moby Dick, Fat city o El halcón maltés, no es despreciable. Se conserva, incluso bajo las manipulaciones y el mal momento de Huston, el buen tono formal, la causticidad de su autor, su pasión por la vida. Protagoniza John Wayne, con su habitual carisma, aquí alejado del vaquero que parecía constituir su segunda piel.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

100'

Año de producción

El bárbaro y la geisha - by , Jan 20, 2005
2 / 5 stars
Primer cónsul