Película: Freud, pasión secreta La personalidad de Huston nos resulta, tras la visión de sus obras, un puzzle de sus personajes, de sus héroes o antihéroes, sea porque los reinventa a su semejanza o los crea a su imagen; así el Ahab de Moby Dick representa la obsesión por la aventura, el Toulouse-Lautrec de Moulin Rouge la creación artística nacida en la vida bohemia, y entre su Freud y él está la común intuición, para uno en lo científico y para otro en lo artístico; así puede ser la imagen, vaga aunque certera, de un autor que representa la faceta romántica de la generación perdida.

Los tradicionales rasgos que definen el estilo de un creador pueden resultar desdibujados en cualquiera de sus filmes posteriores, al tiempo que aparecen otros dispuestos a ampliar la panoplia de constantes conocidas. Aproximarse a la ética de un autor tiene su encanto, pero pretender etiquetarla como definitiva puede resultar improcedente: el camino a recorrer por la vida de un hombre es una superación, un riesgo, una aventura, tal vez para encontrarse con la nada porque a los héroes de Huston no siempre les espera un final feliz.

Realizar una biografía cinematográfica de un reconocido artista tiene el peligro de caer en la vulgarización. No es el caso de Moulin Rouge ni el de Freud. El primer título es una película ilustrada en función de un artista y el segundo en la de un científico; ello condiciona la puesta en escena de cada una y, al tiempo, la expresividad de un lenguaje que, lejos de utilizarse como fin en sí mismo, se  maneja como noble instrumento de la creatividad; el reto consiste en crear el humanismo de un personaje al que sólo conocemos por medio de su obra; Huston elige cinco años de la vida de Freud,  aquéllos en los que su investigación sobre el método psicoanalítico prima sobre lo fisiológico.

Freud es Montgomery Clift. ¿Qué le aconsejaría Huston mientras interpretaba si a Marilyn le decía “tira los dados y no pienses, actúa”? Imágenes que se sitúan en las antípodas del unamuniano credo poético: el sentimiento ha de ser pensado y sentido el pensamiento.

(Este comentario crítico se publicó el 22 de mayo de 1971 con ocasión de la proyección de la película en el Cine club Vida de Sevilla).

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

115'

Año de producción

Freud, pasión secreta - by , Dec 20, 2012
4 / 5 stars
Científica biografía