Pelicula:

La tapadera, horrible título hispano que no responde a la idea original de “la firma”, “la empresa”, ha sido un enorme éxito taquillero en Norteamérica, lo que habrá dado un respiro a su director, el veterano Sydney Pollack, tras el fracaso comercial de su anterior film, Habana, desvaída fotocopia en color del clásico Casablanca, Robert Redford incluido.


Ahora pasa de una mega-estrella a otra, de Redford a Cruise, el todavía joven actor que desde Rain Man ha decidido convertirse en convincente actor dramático, poniendo, eso sí, la misma cara, el mismo gesto en todas sus películas. Junto a Cruise, un sólido elenco aporta credibilidad a la historia: Gene Hackman, siempre excelente actor “de apoyo”, “de soporte” (como dicen los yanquis), Holly Hunter (en pleno relanzamiento con El piano) y un rapado Ed Harris que borda su papel de histérico agente del FBI.


Entre unos y otros, con la profesionalidad de Pollack orquestando el concierto, ilustran la novela de John Grisham, el relato de un joven y brillante abogado que inicia sus quehaceres profesionales en un afamado y claustrofóbico bufete, que lo exige todo de sus hombres, incluido el hacer la vista gorda a oscuros intereses mafiosos. Importantes diferencias en toda la segunda mitad entre la novela y la película, dan a ésta un tono más conciliador en su desenlace, aunque también menos creíble. Porque, y ya hay que decirlo, La tapadera no termina de convencer como película estrella que pretende ser.


Cierto que la envoltura es brillante, que el ritmo narrativo es suficiente para mantenernos dos horas y media pendientes de la trama, que el reparto funciona… pero un poso de artificio, unas excusas argumentales demasiado endebles, una cierta sensación de ruido sin nueces… lastran el resultado final de un film antes que nada taquillero. Quizás eso era lo que pretendían sus autores.



La tapadera - by , Aug 30, 2018
2 / 5 stars
Todo por la empresa