Película: Las aventuras de Zipi y Zape Hay metamorfosis que resultan ciertamente curiosas, como la de Ignacio F. Iquino, quien a lo largo de cuarenta años de cine pasó de manufacturar películas con temas ejemplarizantes, incluso religiosas, a su posterior faceta de pornógrafo. Un proceso inverso, sólo que en mucho menos tiempo, ha ocurrido con Enrique Guevara, un chileno afincado en España durante la década de los setenta, donde se dedicó a realizar blandipornos, los que antiguamente eran calificados como películas "S", curiosamente casi siempre protagonizadas por su hermana Raquel Evans, y enmascarándose bajo el seudónimo de Paul Benson. Entrada la década de los ochenta, con la caída en picado de las mentadas películas "S", Guevara se orientó hacia derroteros bien distintos, y probó suerte con el cine infantil.
"Las aventuras de Zipi y Zape" es la filmación con personajes de carne y hueso de los célebres cómics de Escobar, que divirtieron durante décadas a varias generaciones de niños españoles. Su traslación al celuloide no fue demasiada afortunada, tal vez porque "en vivo" los personajes escobarianos perdían parte de su simpática desenvoltura y se veían demasiados forzados en su intento de parecerse a toda costa a sus homónimos del papel, pecado que suele aquejar a casi todas las versiones de cómix con personajes reales.
Para la ocasión debutaron dos gemelos, convenientemente diferenciados "ad hoc" con pelo negro, pelo rubio, quienes, en un alarde de originalidad, decidieron llamarse artísticamente Zipi y Zape... Les acompañaron en sus trapisondas artistas de tantas tablas como Mary Santpere o Alfred Lucchetti. Curiosa también resulta la aparición en este producto infantil de Joan Monleón, conocido por sus películas con el difunto Carles Mira, de tono picante y sumamente chocarrero.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

89'

Año de producción

Las aventuras de Zipi y Zape - by , Dec 11, 2004
1 / 5 stars
De pornógrafo a infantiloide