Película: Michael Collins Ha dicho el director Neil Jordan sobre esta película que está vista desde la perspectiva de Michael Collins, el nacionalista que propició en la segunda década del siglo XX el nacimiento del Estado Libre de Irlanda, previa creación del concepto moderno de terrorismo tal y como hoy lo conocemos. También ha dicho Jordan que quería hacer un filme grandioso como Lawrence de Arabia, que echaba en falta este tipo de cine. Doble pecado el del director: uno, tomar el nombre de la obra maestra de David Lean en vano, asemejando este pastiche voluntarista a la gran epopeya del mítico soldado filoárabe; y dos, investir del aura de héroe a quien puso las bases de la actual barbarie mundial de los coches-bomba y el tiro en la nuca.

Es posible que esta película guste más bien poco en tantos sitios de España donde fanáticos calcados a este Collins, pero ahora de etnia vascongada, han sembrado el horror y la muerte entre la ciudadanía. Pero es que, aparte de hacer un héroe de quien tenía carné de matarife, resulta que Michael Collins es una película fea, de ritmo cansino y con un pegote en forma de historia romántica que no casa para nada con la odisea de este iluminado que, como tantos otros de su calaña, no sabía que todo el destino de su pueblo no vale ni la centésima parte de una sola lágrima de un niño ante el cadáver de su padre.

Michael Collins - by , May 09, 2001
1 / 5 stars
Héroe o terrorista