Película: Prácticamente magia Tras su apreciable Adictos al amor, el actor y director Griffin Dunne pincha en hueso con esta comedia con demasiados ingredientes: brujas de magia blanca, zombies, posesiones, exorcismos, policías, romances, maledicencias pueblerinas... todo ello con dos tías brujas adorables, al estilo de La bella durmiente, y dos brujas jóvenes que parecen las protagonistas de Emilia, parada y fonda, una disoluta y la otra recatada.

El guión avanza (es un decir) a fuerza de saltos, que apenas consiguen encubrir la falta de ideas (o al menos la nula cohesión de ellas), en una historia deshilvanada y confusa, que con frecuencia da giros inesperados y, lo que es peor, sin ningún destino concreto. Para colmo de males, las dos divas están insoportables, a ver cuál de las dos hace el numerito más llamativo: Bullock, con su inevitable toque de chica "poquita cosa", insegura y eternamente dubitativa: ¡a ver cuándo hace de tía con los ovarios bien puestos! Y Kidman en plan "gran actriz" (lo que, en su caso, se traduce, inevitablemente, en personaje de putón verbenero...). Así que ni revisitación agradable de los cuentos de brujas ni zarandajas: lo que hay es una insulsez a la mayor gloria de sus dos estrellitas, que terminan estrelladas. Apaga y vámonos.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

105'

Año de producción

Prácticamente magia - by , Jan 01, 2000
0 / 5 stars
Aburridamente insulsa