Película: Mi querida señorita Mi querida señorita es una buena película sin reservas, capaz de representar al cine español como lo hizo en el Oscar. Es la obra de un director que ha intentado siempre trabajar con dignidad, hasta llegar a encontrarse a sí mismo con este film. Este hombre es Jaime de Armiñán. Y a su lado está José Luis Borau en el guion; graduado en la EOC (Escuela Oficial de Cinematografía), se inició en el cine con una discreta cinta del Oeste en 1963, Brandy. Después ha hecho guiones y producido películas para los demás, volviendo últimamente con dos obras de calidad a la dirección: Hay que matar a B y Furtivos.

El tercer hombre es José Luis López Vázquez, sin duda uno de los mejores actores de nuestro cine, que con su talento e ingenio hace uno de los papeles más difíciles de su carrera con aparente y sencilla facilidad, a pesar de la dificultad y complejidad del mismo, tanto cuando interpreta a Adela como cuando encarna a Juan; sencillamente perfecto, admirable, justamente en su sitio, sin un desliz o matiz facilón, dando la medida exacta y plena de sensibilidad en ambos sexos.

Mi querida señorita es un film elogiable por todos conceptos y pleno de aciertos. Por haber tratado un tema tan escabroso y difícil con gran dignidad. Por tratar de encontrar una temática nueva en momentos de crisis de ideas. Por haber sabido plasmar en imágenes puramente cinematográficas un asunto tan delicado, sin pedanterías de cine snob ni estilos nueva ola. Por su guion equilibrado, lleno de amargura, de sentimiento, de encanto, a la par que hace una crítica dura y cruel a un tiempo de ciertas costumbres, de determinados tabúes, de ideas maniqueas de algunos sectores de la sociedad española contemporánea.

La cinta tiene ese sabor de un producto realizado con altas miras, con sensibilidad artística, cuidando el encuadre, el matiz exacto y el pequeño detalle que le dan una nota de buen gusto. Todo en ella posee un equilibrio perfecto, donde se conjugan las ideas del director joven con ilusiones con la maestría del veterano que domina el oficio. Los muchos años de ejercicio dirigiendo guiones o escribiéndolos para la pequeña pantalla, le han dado a Armiñán el conocimiento necesario para saber dirigir actores y moverlos como piezas de un ajedrez manejados con la precisión y exactitud de un maestro. Sin ello no hubiera sido posible dirigir a López Vázquez compenetrándolo perfectamente con su talento artístico, no habría descubierto la actriz que lleva dentro Julieta Serrano, tan pocas veces aprovechada en nuestro cine, no hubiera logrado el equilibrio de Antonio Ferrándiz, ni sujetar en la justa medida a Mónica Randall con la naturalidad que encaja en su personaje.

No cabe duda de que tras el logro de Mi querida señorita era de esperar que Armiñán nos diera otra obra redonda con El amor del capitán Brando, como así ha sido.

Ganó el premio Hugo de Oro para José Luis López Vázquez en el Festival de Cine de Chicago, quien también se hizo con el del Sindicato Español del Espectáculo. El CEC le otorgó los premios a la dirección, guion (Borau y Armiñán) y López Vázquez. Los Premios Sant Jordi fueron para Julieta Serrano y la película.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

80'

Año de producción

Mi querida señorita - by , Dec 28, 2013
4 / 5 stars
Un tema difícil muy bien resuelto