Pelicula:

CRITICALIA CLÁSICOS


Esta película está disponible en los catálogos de Movistar+, Filmin y Amazon Prime Video.


En 1939 una muchacha inglesa llamada Margaret, pero conocida en el mundillo literario como Rumer Godden, publicó un sorprendente libro que se convirtió enseguida en un superventas de aquellos tiempos, Black Narcissus, al que seguirían bastantes más, algunos llevados al cine como Escándalo en Villa Fiorita, de Delmer Daves, o el maravilloso El Río, de Jean Renoir. Rumer Godden había nacido en Sussex pero buena parte de su vida la pasó en la India cuando formaba parte del Imperio Británico y conocía de primera mano los entresijos y exotismos de la colonia.

No muchos años después el cine inglés se fijó en aquella novela de monjas y  turbias intrigas en lo alto del Himalaya. Fueron dos directores, Emeric Pressburger y Michael Powell, que formaron un famoso tándem a lo largo de casi veinte largometrajes (aparte de rodar algunos más cada uno por separado) y crearon su propia productora, "The Archers" (Los arqueros), con éxitos resonantes como Las Zapatillas rojas o Los cuentos de Hoffman. Pero sin duda su obra cumbre siempre se ha considerado Narciso Negro, recreando la historia de estas Siervas de María, monjas anglicanas que tenían su sede en Calcuta. Allí la superiora manda un pequeño grupo de ellas para organizar una escuela y un hospital en plena cumbre de la cordillera, y a requerimiento tanto de las autoridades hindúes como del gobernador inglés, Mr. Dean, personaje fundamental en la trama.

El ambiente malsano y enrarecido se palpa desde la llegada, con el recibimiento de una alocada sirvienta, la esplendidez de los palacios y sus inesperados frescos eróticos, la altura increíble que domina el valle y la incursión chocante del inglés Dean (David Farrar) como perturbador elemento masculino. La  hermana Clodagh, una hermosa y joven Deborah Kerr (en su último papel en el cine inglés antes de pasar a Hollywood), comanda el pequeño pero complicado grupo de monjas. Otros personajes van apareciendo como un joven general hindú (Sabú) o una muchachita nativa, Jean Simmons, bella, sensual y provocadora como nunca estuvo luego en su carrera. Y entre la comunidad monjil la hermana Ruth (Kathleen Byron, de fugaz carrera), bella y de fuerte carácter que chocará inevitablemente con Clodagh.

Pero al margen de su morboso entramado argumental, hay un factor que eleva sobremanera la valía del film: la impecable y maravillosa fotografía llevada a cabo por Jack Cardiff (que pasaría más tarde a la realización, con menor éxito) y que conseguiría el Oscar por esta película, y su paso a Hollywood, rodando con John Huston (La reina de África) o Joseph Leo Mankiewicz (La condesa descalza), entre otros. Aquí Cardiff logra impecables encuadres con los blancos hábitos de las hermanas o los impresionantes escenarios, o bien oscureciendo y ennegreciendo el ambiente y los decorados en todo el tramo final. En contraste, los breves flashbacks que muestran la vida anterior en Inglaterra de Clodagh, sus amoríos y paseos juveniles por verdes praderas, se muestran con luminosidad deslumbrante.  

Y sin embargo, en otra sorpresa de este Narciso Negro tan propenso a lo inesperado, todo el film fue rodado en los estudios londinenses de Pinewood y algunos exteriores en un jardín de diseño hindú en las cercanías de Sussex. Los paisajes de las altas montañas, los refinados palacios, los tremendos precipicios que contemplamos, el altísimo campanario (¿inspiración para el Hitchcock de Vértigo?), el valle insondable... todo es un mágico (y perfecto) artificio fruto de la labor del tándem Pressburger con Powell y de Jack Cardiff, logrado en base a magistrales y detallistas decorados, fondos pintados, transparencias, sutiles efectos especiales... sin que el equipo o los actores pisaran jamás los verdaderos lugares de la narración.

Y volviendo a la historia, el personaje de la hermana Ruth va cobrando cada vez más importancia, despojándose de su caparazón religioso, entrando en un mundo nocturno, histérico, que culmina en la locura cuando - ya sin hábitos- con un vestido rojo como sus pintados labios, es rechazada por Mr. Dean. Deambulando por los oscuros y sombríos corredores del convento buscará a la Superiora, a la hermana Clodagh, para descargar en ella todo su odio y frustración, y llegando a la tragedia.

El final es el de una derrota. La comunidad deja su convento y sus fugaces palacios, desenlace que algunos interpretaron como símbolo del abandono de la India (la joya de la corona de su Imperio) por parte de los británicos y todo queda como al principio, sin apenas huellas del intento buscado por la comunidad desde Calcuta. Al margen de caprichosas interpretaciones históricas o sociológicas, Narciso Negro  resulta una obra extraña, única, mistérica, llena de belleza visual (incluso revisitada en 2020 en una serie de FX emitida por la BBC), una película de la que siempre se ha sentido muy orgulloso el cine inglés y que resiste -en su originalidad y fascinación-  el paso del tiempo...


Género

Nacionalidad

Duración

101'

Año de producción

Trailer

Narciso Negro (1947) - by , Jan 13, 2022
4 / 5 stars
Monjas en el Himalaya