Pelicula:

Aunque David Lean es famoso fundamentalmente por sus grandes dramas épicos, como El puente sobre el río Kwai (1957), Lawrence de Arabia (1962), Doctor Zhivago (1965) o La hija de Ryan (1970), lo cierto es que tuvo una primera etapa en su país natal, Reino Unido, en la que sus películas fueron más pequeñas, manejándose entonces muy bien en terrenos como el drama y el cine romántico. De esa época son especialmente valoradas la hermosa, melancólica pero también arrebatada Breve encuentro (1945), un intenso drama amoroso, y sus dos adaptaciones al cine de obras de Charles Dickens, esta Cadenas rotas (1946), que versionó la novela Grandes esperanzas, y Oliver Twist (1948).

La acción de Cadenas rotas se ambienta en la Inglaterra victoriana. Un huérfano, Pip, acogido por su arisca hermana y Joe, el marido de esta, se encuentra con un fugado de la justicia, Magwitch, quien le amenaza para que le lleve comida; el pequeño lo hace, pero el fugitivo es apresado por los agentes de la ley. A su vez, Pip es llamado a la casona de la anciana Miss Havisham, una mujer plantada prácticamente en el altar cuando se iba a casar varios decenios atrás, y que mantiene la ficción de que todo en su hogar siga como aquel día. Pip conoce allí a la joven Estella, de la que se enamora perdidamente. Algún tiempo después, muerta la hermana y casado de nuevo Joe con otra mujer mucho más dulce, Pip recibe la noticia de que alguien que quiere permanecer en el anonimato desea que el chico tenga un porvenir, convirtiéndose en un caballero en Londres, para lo que destina una apreciable renta anual...

De la novela de Dickens Grandes esperanzas se han hecho innumerables versiones para el cine y la televisión, en este último caso en todos sus formatos, TV-movies, series y miniseries. En cine la primera que se conoce es la que dirigieron al alimón en 1917 Robert G. Vignola y Paul West, con Jack Pickford en el arquetípico papel de Pip. De las últimas rodadas podríamos citar la de Alfonso Cuarón en 1998, con Ethan Hawke y Gwyneth Paltrow, y más recientemente la que dirigió Mike Newell en 2012, con Ralph Fiennes y Helena Bonham Carter como nombres más reputados. Pero lo cierto es que esta Cadenas rotas de Lean se puede considerar, sin exagerar, la mejor de todas las versiones que se hayan hecho del clásico dickensiano, una versión que combinaba admirablemente el tono clásico con cierto toque brontëano, como de Cumbres borrascosas, estableciendo un canon para las sucesivas versiones que se han hecho de la novela.

Dirigida con contención y callado lirismo por un David Lean que ya entonces dominaba todos los recursos del lenguaje cinematográfico, Cadenas rotas se beneficia de un auténtico cónclave de talentos, desde el del propio Lean, en un momento de gran madurez creativa, hasta un reparto en el que brillaban con luz propia tanto los varones, sobre todo John Mills y Alec Guinness (este en su primer rol ante una cámara), como también las mujeres, como Jean Simmons, una estupenda Estella joven, con ese punto justo de sensualidad y hosquedad hacia el pequeño Pip. También concurrieron con su talento el productor y guionista Ronald Neame, que como director también tuvo varios títulos relevantes, desde El millonario hasta La aventura del Poseidón, pasando por su obra maestra, la exquisita Los mejores años de Miss Brodie; y el director de fotografía, Guy Green, que consiguió un matizado blanco y negro muy victoriano, también muy brontëano, como comentábamos.

La película, muy justamente, consiguió dos Oscar, tanto para el mentado Guy Green como para la dirección artística, además de estar nominada a otras tres estatuillas. Como curiosidad, John Mills, cuando interpreta a Pip adulto, representa (así se cita expresamente en los diálogos del film) supuestamente 21 años, cuando realmente tenía ya en ese momento... 38 años: aunque el maquillaje busca rejuvenecerlo, es evidente que la edad del actor no se corresponde, ni de lejos, con la del personaje.

(21-02-2020)


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

118'

Año de producción

Cadenas rotas - by , Feb 21, 2020
3 / 5 stars
Dickensiana y brontëana