Película: El juez y el asesino

Bertrand Tavernier viene a ser lo más parecido a un Howard Hawks que han tenido en Francia: como el cineasta norteamericano, autor ecléctico donde los hubiera, el francés ha transitado por todo tipo de géneros: dramas puros (La muerte en directo, La vida y nada más), dramas sociales (Hoy empieza todo, La pequeña Lola), cine bélico (Capitan Conan), “polar” (Ley 627), dramedias (Un domingo en el campo), biopics en clave musical (Alrededor de la medianoche), thrillers (El relojero de Saint-Paul, La carnaza), aventuras (La hija de D’Artagnan) y hasta comedias en clave política (Crónicas diplomáticas).

El tercer largometraje en solitario (tras otros dos films en los que compartió dirección con otros cineastas) de Tavernier fue este curioso drama, entreverado de thriller (o viceversa...), que ponía en escena los continuos encuentros entre un magistrado y un criminal. La acción se desarrolla en la última década del siglo XIX: el juez quiere demostrar que el asesino está  en sus cabales, para así poder juzgarle y condenarle; el delincuente, por su parte, desequilibrado por un amor trágico y por un intento de suicidio, da en violar y matar campesinas, proclamándose un “anarquista de Dios”.


Lo notable del filme no es tanto la historia que se nos cuenta como los auténticos duelos interpretativos entre los dos protagonistas, un magistral Philippe Noiret, siempre espléndido, y un inusual Michel Galabru, que hasta aquel momento se había hecho popular por sus películas cómicas con Louis de Funès, haciendo aquí un papel diametralmente opuesto a lo hasta entonces habitual en él, personajes en clave humorística.

Aunque el tiempo no ha debido ser piadoso con El juez y el asesino (el cine de los años setenta, como el de los sesenta, en general ha envejecido bastante mal), la clase, la elegancia y el buen hacer de un Tavernier que ya en aquellos primeros tiempos de su carrera era un consumado profesional del cine, dueño de todos sus recursos (y de todas sus teorías: no en vano es, y era ya entonces, un excelso teórico del cinematógrafo), ha de salvar necesariamente los agujeros que el tiempo haya ocasionado en este, por lo demás, más que curioso artefacto fílmico.


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

128'

Año de producción

El juez y el asesino - by , Mar 28, 2018
2 / 5 stars
Duelo interpretativo