Película: La campana del infierno El guión La campana del infierno, original de Santiago Moncada Mercadal, se  tituló  anteriormente “A las tres te mato otra vez”  y “El bastardo”. La comisión de Censura de Guiones rechazó y prohibió la primera versión y autorizó la segunda; tras el definitivo informe favorable, la película fue clasificada, a efectos de subvención, como "mayor empeño".

Tomando como base la catalogación tradicional de los géneros cinematográficos, La campana del infierno pertenecería al denominado “terror", por más que algunos de sus elementos y personajes pudieran matizar dicho término.

En España, a finales de los años sesenta y principios de los setenta, algunos cineastas se interesaron por esta modalidad; en el mismo año 1973, el cine español produjo abundantes títulos de semejante temática. Valgan algunos ejemplos: Javier Aguirre  dirigió El jorobado de la Morgue y El gran amor del conde Drácula mientras que Amando de Ossorio filmó El ataque de los muertos sin ojos, Las garras de Lorelei y La noche de los brujos. No es ajeno a ello el fuerte impacto causado por producciones norteamericanas como La semilla del diablo, de Roman Polanski, y El exorcista, de William Friedkin.

En opinión de expertos como Eugenio Martín, este tipo  de películas nace como consecuencia de una doble circunstancia favorable: la económica y la censora. El carácter de producto comercial, de mercancía coyunturalmente cotizada, parece situarse por encima de intereses artísticos.

La campana del infierno, producto industrial planteado y resuelto en coproducción hispano-francesa, nace de la mencionada coyuntura económica de nuestra cinematografía por la cual el filme de este género se plantea tanto para mercados nacionales como extranjeros con dos versiones semejantes pero diferentes; los nombres de Viveca Lindfors y Renaud Verley actuarían como reclamos en el exterior y los de Alfredo Mayo y Maribel Martín en el interior.

Se adscriba el filme a un  género o a otros semejantes, se trata de un “drama de horror",  de una historia donde se combinan odios y venganzas individuales con codicias y ambiciones familiares. Los objetos adquieren una falsa presencia turbadora y son ofrecidos desde planos enfáticos que no llegan a justificarse desde un punto lógicamente narrativo; así los obtenidos desde debajo del somier de la cama o los conseguidos mediante  contrapicados cuando los transportistas bajan el ataúd de la furgoneta.

Los animales, tortuga, macaco, cuervo, son recursos manejados por Juan para producir un ambiente turbador en su vivienda al efectuarse la visita de su tía y primas; el efecto sobre el espectador es nulo. Sólo el acuario es utilizado ocasionalmente para ofrecer a través de él planos enfáticos; acaba como "escenario" donde  Don Pedro encuentra la muerte.

La música funciona de diferentes maneras: la cancioncilla infantil abre y cierra la historia como acompañante del augurio efectuado por el mendigo y su fatal cumplimiento; la "muñeira" ambienta la broma de Juan a Don  Pedro en casa de tía Marta; la "Toccata" se utiliza como "raccord" en determinadas secuencias.

La dramática muerte de Guerin, al caerse desde una torre, cuando estaba a punto de finalizar el rodaje, plantea dudas sobre el valor de la película como obra de autor; no nos referimos a la secuencia correspondiente al intento de violación de la muchacha, rodada por Juan Antonio Bardem en un pantano próximo a El Escorial, sino al sentido último otorgado a la obra en el montaje de la misma; si bien Guerin Hill no montaba habitualmente sus trabajos, asesoraba y controlaba este proceso, sirviéndose de la misma montadora, Magdalena Pulido.

La campana del infierno fue presentada, como homenaje a su fallecido autor en el Festival de San Sebastián de 1973; la exhibición de El espíritu de la colmena, de Víctor Erice, programada también en el certamen, ofrecía dos muestras distintas de lo que el cine español producía en el mismo año, al tiempo que no dejaba lugar a posible comparación.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

93'

Año de producción

La campana del infierno - by , Feb 15, 2013
2 / 5 stars
El autor devorado por su obra