Pelicula:

Howard Hawks es, a nuestro parecer (y al de otros muchos cinéfilos, entendemos), una de las cumbres indiscutibles del cine clásico, o del cine a secas. A su genialidad como director unió un extraordinario eclecticismo que le permitió tocar prácticamente todos los géneros con un talento insuperable. Así, y sin ánimo de ser exhaustivos, hizo comedia (Bola de fuego, Luna nueva, La novia era él, Me siento rejuvenecer), musical (Los caballeros las prefieren rubias), western (Río Rojo, Río Bravo, El Dorado), cine negro (Scarface, el terror del hampa, El sueño eterno, Tener y no tener), aventuras (Solo los ángeles tienen alas, ¡Hatari!); en todos esos géneros, como evidencian los títulos citados, Hawks brilló a gran altura.

Por eso, entre otras cosas, hablar a estas alturas de las excelencias de esta deliciosa La fiera de mi niña debe ser como decir que El Quijote es un monumento literario: una obviedad. Pero no queda más remedio: diálogos chispeantes, un ritmo trepidante, una dirección sencilla y perfecta, sin subrayados pero con un estilazo invisible, unos actores en estado de gracia, entre otras virtudes, son algunas de las cualidades de esta obra maestra de la comedia, una de las cimas de Howard Hawks, que obviamente es como decir del cine, del Cine.

La película nos cuenta las peripecias de un científico (lógicamente despistado, como todos los hombres de ciencia...) y una heredera rebelde; ambos conformarán el paisaje humano ideal para este delicioso, imprescindible filme, que cuenta también entre sus intérpretes con un cameo inesperado, un minino tamaño “king size”.... Por supuesto, Cary Grant y Katharine Hepburn están sencillamente perfectos; ambos tenían entre sí esa rara cualidad que no se compra ni se vende, simplemente se tiene (o no se tiene...): química...

(10-04-2020)


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

102'

Año de producción

La fiera de mi niña - by , Apr 10, 2020
5 / 5 stars
Una obra maestra de la comedia